10 mitos y verdades sobre el blanqueamiento dental

Una de las consultas que más llegan a nuestra clínica dental es acerca de los distintos métodos para conseguir una sonrisa más blanca y brillante. Sin duda, el color de los dientes es un aspecto que preocupa a muchas personas, pues nuestra sonrisa es nuestra carta de presentación y puede influir enormemente en nuestra autoestima. Son muchos los mitos que circulan por Internet sobre métodos caseros para, supuestamente, blanquear los dientes. Sin embargo, es aconsejable no hacer mucho caso de estas recomendaciones, pues en su mayoría carecen de evidencia y respaldo científico e incluso pueden resultar más perjudiciales que beneficiosas.

Hoy vamos a tratar este tema, desmontando 10 de los mitos más conocidos para conseguir unos dientes más blancos en casa.

blanqueamiento dientes

1. «No es normal tener los dientes amarillentos»

Hasta cierto punto. Un esmalte dental blanco nuclear no es indicativo de una mejor salud bucodental, pues las sonrisas sanas vienen en multitud de tonos, desde más amarillentos hasta más blancos. Es normal que, con el paso del tiempo, el esmalte dental se vaya desgastando y comience a vislumbrarse la dentina que está por debajo, de un color amarillento. Nuestros hábitos también influyen en el color de nuestros dientes, por ejemplo, fumar y abusar del café y del alcohol puede teñir nuestros dientes, así como no mantener una adecuada higiene oral.

2. «Los blanqueamientos dentales duran para siempre»

Realizarte un blanqueamiento dental no te asegura una sonrisa blanca para toda la vida, ya que, como hemos mencionado, nuestros hábitos influyen de manera importante en el color de nuestros dientes. Se estima que los blanqueamientos profesionales duran entre 2 y 5 años, variando en función del nivel de higiene y la dieta de cada paciente, entre otros factores.

3. «Los blanqueamientos dañan el esmalte»

blanqueamiento profesional

Si acudes a una clínica dental para realizarte un blanqueamiento dental, el proceso lo llevará a cabo un profesional cualificado que sabe las cantidades y tiempos que requiere cada reactivo para blanquear tus dientes sin dañarlos. Es común experimentar cierta sensibilidad pasajera tras el blanqueamiento, pero no llega a ser dolorosa ni tiene consecuencias a largo plazo.

4. «Es sano querer tener los dientes blanco nuclear»

Los dientes blancos nucleares que vemos, sobre todo, en figuras públicas, no son reales, pues no existen los dientes de ese color y tratar de alcanzar ese tono puede dañar gravemente el esmalte y, a largo plazo, los dientes. Esta obsesión por querer conseguir una sonrisa blanca nuclear se conoce como blancorexia y puede llevar a las personas a realizarse continuos blanqueamientos, frecuentemente no profesionales ni supervisados.

5. «El blanqueamiento puede sustituir a la limpieza dental»

Esto es completamente falso, ya que el blanqueamiento y la limpieza dental son procedimientos totalmente diferentes que persiguen distintos objetivos. El blanqueamiento consigue aclarar algunos tonos los dientes para que se vean menos amarillos, mientras que la limpieza dental es un proceso para eliminar el sarro y la placa bacteriana que se acumula en los rincones más difíciles de alcanzar.

6. «El agua oxigenada funciona como blanqueante»

Este es uno de los remedios caseros más extendidos actualmente, pero es falso y puede resultar dañino. El agua oxigenada es un potente oxidante y es bastante agresivo con nuestro esmalte dental. Si se usa en exceso o se frota, puede causar irritaciones y hasta quemaduras en las mucosas y en los labios. Además, ni siquiera resulta efectivo para blanquear los dientes, por lo que no merece la pena arriesgarse.

7. «Es bueno usar bicarbonato sódico en nuestros dientes»

blanqueamiento bicarbonato

Al igual que sucede con el agua oxigenada, el bicarbonato es muy abrasivo, por lo que, aunque pueda parecer que desaparecen las manchas de los dientes, lo que realmente está haciendo es erosionar el esmalte, dejándolo débil y más propenso a teñirse de nuevo y con mayor intensidad. Cabe mencionar que ni siquiera se trata de un agente blanqueador, así que no tendrá ningún efecto blanqueador sobre los dientes.

8. «Las pastas de dientes del supermercado blanquean los dientes»

Estos dentífricos han existido desde hace años y, aunque es verdad que contienen principios activos que pueden blanquear los dientes y son totalmente seguras para nuestra salud oral, tienen tan poca concentración que no van a conseguir bajar unos tonos en el esmalte. Sin embargo, son una buena opción para mantener una sonrisa que ya está blanca y sana.

9. «Es beneficioso optar por ácidos como el limón o el vinagre para los blanqueamientos caseros»

Si has buscado en Internet métodos caseros para blanquear los dientes, es posible que hayas encontrado quienes recomiendan utilizar alimentos ácidos. Sin embargo, como sucede con todos los demás remedios caseros, frotarse o enjuagarse con limón o vinagre puede producir efectos dañinos no deseados sobre los dientes. Su supuesto poder blanqueador resiste en la erosión que provocan en el esmalte, lo que daña nuestros dientes y aumenta las probabilidades de manchas y tonos amarillentos e incluso marrones o grises.

10. «Determinadas frutas pueden blanquear nuestros dientes»

También es frecuente encontrar consejos que animan a consumir ciertas frutas y hortalizas para blanquear los dientes. Aunque no es cierto que las fresas o el apio, entre otros, consigan reducir los tonos de los dientes, sí existen ciertos alimentos que contribuyen a mantener una mejor salud bucodental y el tono que los dientes ya tuvieran. Eso sí, no es recomendable frotarse estos alimentos por los dientes, pues entonces podríamos estar favoreciendo la erosión del esmalte dental.

Recurre a un blanqueamiento profesional

Si buscas obtener una sonrisa más blanca, nuestra recomendación es que acudas a una clínica dental donde nuestros profesionales podrán asesorarte y ofrecerte distintas opciones, para que puedas elegir la que mejor se ajuste a tus circunstancias, necesidades y objetivos. Existen blanqueamientos que se realizan en la propia clínica y otros que se pueden llevar a cabo en casa, pero de manera supervisada por un profesional.

Para cualquier consulta o duda acerca de este u otros temas relacionados con la salud bucodental y la estética de tu sonrisa, puedes contactar con nosotros en el 925 820 328 o también puedes acudir a nuestras clínicas de Talavera de la Reina o en Lagartera. En Clínica Dental Cerro Alonso estaremos más que encantados de ayudarte a cuidar de tu salud oral y que consigas la sonrisa de tus sueños.

 

Artículo revisado por el Dr. Cerro Alonso

Queremos que luzcas la mejor de las sonrisas

Ven a conocernos y te haremos un chequeo ¡no cobramos por nuestra primera consulta!

Artículos más populares

Mantente al día con la información de nuestro blog

Ventajas y desventajas de las carillas dentales: ¿Merecen la pena?
Maloclusión dental: ¿Qué es y cómo tratarla?
¿Qué diferencia hay entre periodontitis y gingivitis?

Talavera de la Reina
Avda. del Príncipe Felipe, 70
45600 - Talavera de la Reina
(Toledo)

Lagartera
C/ Licenciado José Muñoz, 23
45567 - Lagartera 
(Toledo)

Horario
L a V de 10h a 20h
S de 10h a 14h
 

Aviso de cookiesPara navegar por la web es necesario el uso de cookies. Con ellas podemos optimizar y personalizar al máximo su funcionamiento.No queremos utilizar cookies sin tu consentimiento, necesitamos que aceptes su uso haciendo click en el botón aceptar.Si quieres más información sobre qué son las cookies, conocer nuestra política de privacidad o nuestro aviso legal puedes seguir los enlaces anteriores.
Hecho con Theme Improver
¡Hola! ¿Te gustaría agendar una cita?12:56 PM